Amanecer pdf

Aquí el libro Amanecer pdf gratis por Stephenie Meyer. 

La novela Amanecer (en inglés: Breaking Dawn) es el cuarto y último libro de la serie (por el momento, ya que Stephenie Meyer ha suspendido la publicación de Sol de Medianoche). Es también el libro más extenso de la serie y está divido en tres partes.

En la primera parte, el narrador retrata la vida de Bella y Edward en su etapa de compromiso, su boda, la luna de miel y el inesperado embarazo de Bella que causa muchas dudas y temores, pues nadie sabía que esto pudiera suceder.

La segunda parte del libro está narrada desde la perspectiva de Jacob Black y describe el conflicto que causa el embarazo de Bella dentro del clan de los hombres lobo, lo que culmina en la separación de Jacob Black, formando así su propia manada. El conflicto termina con el nacimiento de la humana-vampira Renesmee, hija de Bella y Edward Cullen, y con la imprimación a ella por parte de Jacob. Durante el embarazo, Edward pelea con Bella, pues no está convencido de que el bebé deba nacer, ya que le está haciendo daño a Bella. Jacob piensa que el bebé que está esperando Bella es un vampiro, por lo cual debe necesitar la sangre.

Así, Carlisle le proporciona sangre a Bella para que la beba. De esta manera, ella mejora su salud, su pulso y su aspecto, aunque sigue siendo muy débil. Cuando un día Carlisle y Esme salen a buscar sangre para Bella, ella se pone de parto.

Descargar Amanecer pdf gratis

DESCARGAR

Adelanto del libro

Mientras esperaba a que uno de los tres semáforos de la ciudad se pusiera en verde, eché un vistazo hacia la izquierda y allí estaba el monovolumen de la señora Weber, que tenía el torso totalmente torcido en mi dirección.

Sus ojos me perforaban, así que me encogí, preguntándome por qué no bajaba la vista o al menos se cortaba un poco. Que yo supiera, todavía se consideraba grosero que alguien te clavara la mirada, ¿no? ¿Acaso eso no se me aplicaba a mí también?
Entonces recordé que mis cristales eran tintados y de un color tan oscuro que probablemente no tenía ni idea de la identidad del conductor, ni siquiera de que la había pillado en pleno cotilleo. Intenté extraer algo de consuelo del hecho de que ella realmente no me estaba mirando a mí, sino al coche.

Próximos libros

inicio