Aquí el libro El alquimista PDF gratis por Paulo Coelho

El alquimista paulo coelho libro completo relata la historia de un joven pastor andaluz que un día dejó su rebaño de ovejas para emprender un viaje en el que aprendió a escuchar a su corazón y descifrar un lenguaje que está más allá de las palabras.

Nos recuerda la incapacidad que las personas tienen para escoger su propio destino. Nos habla de la leyenda personal que cada persona tiene.

Vivir la leyenda personal es la razón de vivir. Y cuando quieres algo, todo el Universo conspira para que realices tu deseo, tu sueño.

El joven pastor viaja en busca de su tesoro escondido siguiendo las señales. Dios escribió en el mundo el camino que cada hombre debe seguir. Sólo hay que leer lo que Él escribió para cada uno de nosotros.

El Alquimista es comparado con otros libros conocidos como El Principito o Juan Salvador Gaviota. Con este viaje por las arenas del desierto, Paulo Coelho crea un símbolo hermoso y revelador de la vida, el hombre y sus sueños.

Descargar el alquimista libro pdf gratis

el alquimista libro en español

el alquimista
paulo coelho el alquimista pdf

DESCARGAR

el alquimista paulo coelho pdf

Otros libro de interés

Reseñas de el alquimista paulo coelho libro completo

Este es uno de los peores libros que me he encontrado nunca. Sabía que era filosófico y que se consideran a los libros de este autor de auto ayuda, pero la verdad es que ni filosófico, ni auto ayuda, ni nada. al comienzo de la narración cuando se cuenta la historia del protagonista, me entretuvo bastante y me gustaba mucho lo que se comentaba sobre él, y es que en la novela el personaje principal es Santiago, un pastor andaluz al que se le repite un sueño constantemente y decide ir a buscar la respuesta sobre ese sueño.


Durante toda la obra se narra el camino que emprende Santiago para perseguir el tesoro del que le habla su sueño recurrente, y es que de eso va el libro, de perseguir los sueños.

La idea no es mala, pero cuando el protagonista comienza sus andanzas en el desierto, toda la historia se vuelve plana, absurda, aburrida y sin ninguna pizca de interés.
A lo largo de la lectura he tenido constantemente la sensación de que no estaba leyendo nada, no ocurría nada interesante ni que captara mi atención. Todo lo que ocurre en el desierto me parece ridículo y tenía el sentimiento de que no iba a ser capaz de acabar la novela jamás.


Es una lástima porque el inicio de la obra me gustaba

Me resultaba interesante y me encanta la idea de perseguir los sueños, pero creo que el autor no ha sabido manejarla en condiciones, se le ha ido de las manos y como resultado tenemos un libro aburrido y con muchas pretensiones de ser filosófico pero se queda en nada.


Por lo tanto no lo recomiendo y, de hecho, no creo que vuelva a leer otro libro de este autor.

A ver a la mayoría nos pareció mediocre, pero quiero rescatar algo. No todos estamos hechos para leer la insoportable levedad del ser. Yo prefiero que mis amigos lean un libro a que miren dos horas instagram. Este libro puede lograr que más de una amiga lea ALGO. Y de este algo capaz pasa a algo mejor, y después le doy Ana karenina o el amor en los tiempos del cólera. Que se yo, valoro que haya un libro con un buen mensaje que sea apto para cualquiera. Leer es mejor que no leer.


A mí me regalaron montón de libros de este autor, vieron que a los que leemos nos suelen regalar libros personas que No leen. Entonces van a Jenny y compran algo de los más vendidos (actualmente me dieron muchos de Fernández Díaz los cuales empezaré a usar como órdenes de compra). Bueno algunos de Cohelo los Ieí y debo decir que Verónica decide morir tiene un cierto valor.

Adelanto del pdf el alquimista

El Alquimista cogió un libro que alguien de la caravana había traído. El
volumen no tenía tapas, pero consiguió identificar a su autor: Oscar Wilde.
Mientras hojeaba sus páginas encontró una historia sobre Narciso.


El Alquimista conocía la leyenda de Narciso, un hermoso joven que todos
los días iba a contemplar su propia belleza en un lago. Estaba tan fascinado
consigo mismo que un día se cayó dentro del lago y se murió ahogado. En el
lugar donde cayó nació una flor, a la que llamaron narciso.


Pero no era así como Oscar Wilde acababa la historia.
Él decía que, cuando Narciso murió, llegaron las Oréades —diosas del
bosque— y vieron el lago transformado, de un lago de agua dulce que era, en
un cántaro de lágrimas saladas.

—¿Por qué lloras? —le preguntaron las Oréades.
—Lloro por Narciso —repuso el lago.


—¡Ah, no nos asombra que llores por Narciso! —prosiguieron ellas—. Al
fin y al cabo, a pesar de que nosotras siempre corríamos tras él por el bosque,
tú eras el único que tenía la oportunidad de contemplar de cerca su belleza.
—¿Pero Narciso era bello? —preguntó el lago.


—¿Quién si no tú podría saberlo? —respondieron, sorprendidas, las
Oréades—. En definitiva, era en tus márgenes donde él se inclinaba para
contemplarse todos los días.
El lago permaneció en silencio unos instantes. Finalmente dijo:
—Yo lloro por Narciso, pero nunca me di cuenta de que Narciso fuera
bello.
—Lloro por Narciso porque cada vez que él se inclinaba sobre mi orilla yo


podía ver, en el fondo de sus ojos, reflejada mi propia belleza.
—¡Qué bella historia! —dijo el elquimista.

inicio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.