la caída de gondolin pdf

Aquí el libro la caída de gondolin pdf gratis por J. R. R. Tolkien 

El libro La caída de Gondolin es un relato del escritor británico J. R. R. Tolkien, publicado de forma póstuma por su tercer hijo y principal editor, Christopher Tolkien, en el segundo volumen de La historia de la Tierra MediaEl libro de los cuentos perdidos 2.

Narra la destrucción del reino ficticio de Gondolin a manos de los ejércitos del vala oscuro Morgoth y finaliza con la llegada de los supervivientes a la desembocadura del río Sirion, donde establecen su nuevo asentamiento.​

J. R. R. Tolkien escribió la primera versión de «La caída de Gondolin» en 1917, cuando se encontraba de baja en Great Haywood a causa de una enfermedad contraída durante su servicio en la Primera Guerra Mundial.

Supuso la primera historia en prosa del legendarium creado por el autor y en ella aparecieron por primera vez personajes que serían conservados hasta su última versión publicada en El Silmarillion, como Turgon, Tuor, Idril o Glorfindel, y otros que ya habían sido creados anteriormente, como Eärendil.​

El biógrafo del autor, Humphrey Carpenter, señaló que dicha historia era totalmente una invención suya y que tan sólo se podían apreciar ciertas influencias superficiales en ella, como su experiencia en la Batalla del Somme y el estilo de escritura de William Morris.​

Descargar la caída de gondolin pdf gratis

la caída de gondolin pdf

DESCARGAR

Adelanto del libro

Entonces Corazoncito, hijo de Bronweg, dijo: —Debéis saber entonces que Tuor era un hombre que vivió hace ya mucho tiempo en esa tierra del Norte llamada Dor-lómin o la Tierra de las Sombras, y los Eldar son los que mejor la conocen de entre todos los Noldoli.

Tuor provenía de un pueblo que recorría los bosques y los páramos y no conocía el mar ni le cantaba; pero Tuor no moraba con esas gentes y vivía solo cerca de ese lago llamado Mithrim, ora cazando en los bosques, ora tocando melodías junto a sus orillas en su tosca arpa de madera y cuerdas hechas con tendones de oso. Ahora bien, al oír hablar de la vivacidad de sus sencillas canciones fueron muchos los que llegaron de parajes cercanos y remotos a escuchar sus melodías, pero Tuor dejó de cantar y se marchó a regiones solitarias.

Allí aprendió muchas cosas curiosas y recibió enseñanzas de los Noldoli errantes, que le enseñaron muchas palabras de su idioma y le transmitieron muchos de sus conocimientos; pero no estaba destinado a quedarse para siempre en esos bosques.

Otros libros relacionados

inicio