libros de guitarra pdf

Antes de ver los libros de guitarra pdf gratis, algo de cultura. La guitarra, también conocida como guitarra clásica o guitarra española, es un instrumento musical de la familia de los cordófonos, es decir los instrumentos que producen su sonido al hacer vibrar las cuerdas.

Es un instrumento musical de cuerda pulsada, compuesto de una caja de resonancia, un mástil sobre el que va adosado el diapasón o trastero —generalmente con un agujero acústico en el centro de la tapa (boca)— y seis cuerdas. Sobre el diapasón van incrustados los trastes, que permiten hacer sonar las diferentes notas.

libros de guitarra pdf

La guitarra es el fruto de siglos de evolución de estos cordófonos. Los orígenes del instrumento proceden de civilizaciones de Asia menor​ (sumerios, acadios, asirios…) de. 2.500 A.C. Desde entonces los cordófonos se han desarrollado de muy diversas maneras a lo largo del tiempo con diferentes números de cuerdas y formas. Algunos instrumentos de la familia son el cuatro, el ukelele, el requinto, el charango y distintos tipos de guitarrón, como el guitarrón mexicano, de uso frecuente por los mariachis.

La guitarra tal y como la conocemos hoy es la heredera del instrumento que ideó Antonio de Torres, constructor almeriense que sentó los cánones y proporciones actuales​.

La guitarra es hoy un instrumento polifacético que se usa tanto en la música clásica como en las músicas populares. En su versión electrificada es el instrumento más utilizado en géneros como blues, rock y heavy metal. También es la protagonista en las músicas populares de raíces de España y Latinoamérica.

Cabe destacar la importancia que la guitarra tiene en el flamenco, género musical que nace en España durante el siglo XVIII.

En la actualidad los guitarristas flamencos suelen usar una guitarra con ligeras variaciones en la construcción​, conocida como guitarra de flamenco. La guitarra clásica es también bastante frecuente entre los cantautores.

24 libros para Aprender a tocar Guitarra gratis en pdf

  1. Método de guitarra 
  2.  Cómo aprender a tocar la guitarra sin conocer sus notas 
  3. Entre cuerdas de Guitarra
  4. Entre cuerdas de Guitarra Guia del Profesor 
  5. Curso de Guitarra (Articulo)
  6. Guía rápida para Guitarristas Principiantes 
  7. Nuevo método para guitarra 
  8. Curso de guitarra básico 
  9. Tus primeros acordes 
  10. Una filosofía nueva de guitarra 
  11. Lectura Musical para Guitarristas 
  12. La afinación de la guitarra (Articulo) 
  13. Lecciones de guitarra 
  14. Breve historia de la guitarra eléctrica (Articulo) 
  15. Historia de la Guitarra Clásica
  16. Acordes para guitarra (Articulo) 
  17. Todo es de Todos
  18. Cancionero para guitarra 
  19. Escalas y arpegios 
  20. Escalas pentatónicas
  21. Conceptos Básicos 
  22. Pasos para aprender a tocar la guitarra (Articulo) 
  23. Curso de Guitarra Eléctrica  
  24. Ejercicios para la mano izquierda (Articulo) 

Partes de la guitarra

libros de guitarra pdf

La guitarra ha sufrido variaciones en su forma a lo largo de los siglos. Además del número de cuerdas, las variaciones del instrumento han surgido para adaptarlo a las necesidades del intérprete hasta adoptar la forma actual. Este instrumento está fabricado con madera prácticamente en su totalidad. Hoy en día se utilizan muy diversos tipos, aunque comúnmente los más empleados son principalmente la madera de palisandro de la India y otros: abeto, caoba, cedro de Canadá, pino, ciprés (muy popular entre las guitarras que se utilizan entre los guitarristas flamencos) y Ã©bano. Hoy en día los constructores diferencian entre la construcción de un instrumento clásico o flamenco.

Esto se debe a la evolución histórica que han tenido estos dos instrumentos en relación no solo a la cuestión sonora, sino también al origen social de sus ejecutantes. El ciprés era una madera abundante y más accesible en el SXIX que el Jacarandá, lo cual influía en el precio final del instrumento haciéndolo más accesible para los ejecutante de origen rural y humilde que se dedicaban al flamenco.

Por otra parte, el sonido percusivo y con gran ataque resultaba suficiente y apropiado para acompañar el cante en los bulliciosos cafés madrileños donde el flamenco comenzó a expandirse. Lo cierto es que, conforme la guitarra flamenca comenzó a asumir un papel protagónico como instrumento solista, se fue acercando a la guitarra clásica, en la búsqueda de un sonido con más cuerpo y utilizando otras maderas además del ciprés (guitarras flamencas negras), aunque han conservado determinadas características estéticas como las clavijas de madera, y mecánicas como la acción baja de las cuerdas.

Básicamente, está compuesta por la caja de resonancia, el mástil, el puente, el diapasón, los trastes, las cuerdas y el clavijero. No obstante, algunos guitarristas han personalizado sus guitarras y pueden poseer más de un diapasón o sobrepasar las 6 cuerdas. Las más populares de 7 cuerdas se utilizan en la música popular brasileña, la de 8 cuerdas que popularizó el gran José Tomás, o la de 10 cuerdas de Narciso Yepes. Sin embargo, no es una cuestión generalizada. Durante el siglo XIX existieron guitarras de muy diversos tipos, como guitarras-arpa con numerosas cuerdas.

Incluso recientemente y con criterios de sonoridad y volumen, el guitarrista uruguayo Abel Carlevaro patentó un modelo en el que se ampliaba el volumen de la caja eliminando el óvalo superior de la guitarra, y se prescindía del orificio de la tapa armónica, para que esta tuviera mayor superficie de vibración, y por lo tanto mejor sonido y de mayor volumen. Sin embargo, el modelo que siempre ha prevalecido durante los últimos dos siglos sigue siendo la guitarra convencional de 6 cuerdas y de la forma de 8 que todos reconocemos.5​

Tras ser encolados todos los elementos que forman la caja de resonancia, se une con el mango y se incluyen refuerzos en el contorno de las dos tapas (cenefas), en el centro del fondo y en las uniones inferiores y superiores de los aros. Posteriormente se adhiere el diapasón. Entre el mástil y el clavijero se coloca la cejilla que sirve para apoyar y separar las cuerdas. La cejilla habitualmente es de marfil, hueso, plástico o incluso metálica, en función de la calidad del instrumento.

Una vez que todos los elementos que la forman han sido unidos, se procede a su barnizado. Existen dos formas de llevar a cabo este proceso, una más costosa y trabajosa que consiste en barnizar el instrumento a mano con goma laca; y la otra barnizarlo con una pistola a base de poliuretano que seca rápidamente. El inconveniente de este último método es que el barniz forma una placa sobre la caja de resonancia que le resta sonido al instrumento.

Posteriormente se realiza el aplanado del diapasón y la colocación de los trastes, los cuales suelen ser de alpaca o latón. Es sumamente importante que el trasteado sea perfecto ya que de él depende la afinación de la guitarra. Acto seguido, en la parte inferior de la tapa armónica se colocan las clavijas y las cuerdas. Antiguamente las cuerdas eran de tripa de animal pero en las guitarras modernas son de nailon.

Cuerdas

Las cuerdas de la guitarra clásica suelen fabricarse en nailon. Antiguamente eran habituales las cuerdas hechas con tripa de animal, pero hoy día están en desuso por las mejores prestaciones y precio más reducido que ofrece el nailon. Las cuerdas más graves llevan también un entorchado fabricado, habitualmente, con bronce o níquel.

Otras guitarras, como las acústicas o las eléctricas, suelen llevar cuerdas fabricadas íntegramente en metal, también con entorchado en las más graves.

Caja de resonancia

La caja de resonancia está conformada por el fondo, la tapa armónica y los aros laterales. Los dos primeros son planos. El fondo puede estar construido en madera de palisandro (hay muchas variedades como el de la india o de bahía), de nogal, e incluso actualmente se utilizan maderas locales. Mientras que la tapa puede ser de pino, abeto, cedro o, en ocasiones, de ciprés. La tapa armónica tiene una perforación en su parte intermedia, llamada «boca», adornada con la llamada «roseta» que puede ser construida por el propio luthier (y de hecho muchas veces los dibujos realizados en la roseta actúan como un sello distintivo de cada luthier) o fabricada en serie .

La tapa está reforzada por entre cinco a nueve barras finas de madera que reciben el nombre de «espinetas». Estas espinetas están dispuestas en la parte interior y tienen forma de abanico (aunque actualmente los luthiers han comenzado a experimentar con otras disposiciones combinando el uso de madera balsa con materiales sintéticos a fin de lograr una mejor distribución del sonido y vibración en la tapa). El número de varetas dentro de una guitarra depende del fabricante de la misma. Los aros son dos piezas largas y estrechas fabricadas con la misma madera del fondo, curvadas a fuego y unidas en los extremos superior e inferior de la caja. Su unión se asegura en el interior con dos tacos de madera colocados uno en la base del mango y otro en la parte contraria. Los aros están reforzados a lo largo de su parte interna con dos tiras de madera que reciben el nombre de «contrafajas».

Mástil

El mástil está construido con madera de cedro o nogal o pino y está formado por el clavijero, el mástil y la quilla o zoque. En las guitarras modernas las clavijas están incluidas dentro de clavijeros metálicos, a diferencia del método empleado en guitarras anteriores que consistía en insertar directamente las clavijas en la madera del clavijero. El clavijero está situado en el extremo del diapasón.

Los clavijeros modernos tienen dos cortes verticales y están preparados para recibir los huesos, que son las pequeñas piezas en las que las cuerdas van enrolladas. Las clavijas metálicas quedan en la parte exterior del clavijero y se emplean para afinar el instrumento mediante la tensión que ejercen sobre las cuerdas. Su tensión puede modificarse para la afinación mediante un sistema de tornillos sin fin impulsados por las clavijas, que implican pequeños rodillos sobre los cuales se envuelven las cuerdas. Estas pasan a continuación por el puente superior, en el cual se cavan pequeños surcos que guían cada cuerda hacia el diapasón hasta llegar al clavijero. El clavijero puede llamarse también pala o maquinaria; de este mecanismo depende la afinación de las cuerdas de la guitarra.

La parte más larga del mango recibe el nombre de mástil y está cubierto con el diapasón, que es un trozo de madera, habitualmente de palisandro o Ã©bano, sobre el que presionan los dedos las cuerdas de la guitarra. La quilla o zoque es la base del mango que se fija a la caja de resonancia.

Tipos de guitarra

Existen innumerables tipos de guitarras, aunque hoy en día podríamos diferenciar dos tipos básicos: la guitarra clásica y la guitarra flamenca. La guitarra flamenca tal y como se entiende hoy en día, tiene la caja de resonancia de un tamaño ligeramente menor que la clásica, y utiliza distintas maderas en su construcción (tradicionalmente el ciprés). Existen algunas otras variaciones que hacen que su ejecución resulte más percusiva.

Una variedad de la guitarra clásica o española es la guitarra acústica, cuya diferencia principal es el material de sus cuerdas, que es el metal en lugar de la tripa o el nailon y el tamaño de la caja que le da una mejor acústica que la guitarra clásica. Procede de Estados Unidos. Suele ser de mayor tamaño y con el tiempo evolucionó para adoptar un sistema alimentado por energía eléctrica (pastillas eléctricas), dando lugar a la guitarra eléctrica.

Guitarra acústica

La guitarra acústica es un tipo de guitarra con cuerdas de nailon, alambre o metal, cuyo sonido se genera mediante la vibración de las cuerdas que se amplifican en una caja acústica de madera o algún acrílico. El adjetivo «acústica» es tomado directamente del inglés acoustic guitar por el uso que de dicho adjetivo hacen los anglófonos, para diferenciar la guitarra de caja con respecto a la guitarra eléctrica. Es claramente redundante, pues la guitarra, por definición, es un instrumento acústico. La guitarra acústica deriva de los diseños de C. F. Martin y Orville Gibson, principalmente, luthieres estadounidenses que desarrollaron su actividad principalmente a finales del siglo XIX. También son conocidas como western guitars (literalmente «guitarras del oeste»), lo que se acerca más a su naturaleza y a la clase de música que las hizo populares.

Como las españolas, estas guitarras se llaman así por emitir su sonido sin ningún tipo de amplificación eléctrica, solo por transducción de la fuerza mecánica.

Guitarra de flamenco

En España existe una variante muy extendida, similar a la guitarra clásica, que es difícil distinguir a simple vista, conocida como guitarra de flamenco o guitarra flamenca. Varía su sonido por una construcción ligeramente distinta y el uso de distintos tipos de maderas. La guitarra flamenca tiene un sonido más percusivo, su caja es un poco más estrecha, y generalmente las cuerdas están más cerca del diapasón para facilitar su ejecución.

La guitarra flamenca tiene menos sonoridad y ofrece menos volumen que una guitarra española de concierto, pero su sonido es más brillante, y su ejecución es más fácil y rápida, debido a la menor distancia de las cuerdas al diapasón, lo que permite que se pueda hacer menos presión con los dedos de la mano izquierda sobre el diapasón.

Tradicionalmente las clavijas de afinación eran completamente de madera y se embutían en la pala de la guitarra de forma perpendicular a ella. Hoy en día algunos constructores pueden utilizar clavijeros de mecánica moderna, pero que imitan a los antiguos, con lo que se aúna la precisión de la modernidad guardando la estética tradicional. Suele llevar debajo de la roseta o agujero un guardapúas, golpeador o protector (a veces también uno superior), para evitar que los rasgueos y golpes que se dan en la tapa armónica, tan típicos en el flamenco, afecten a la madera.

La guitarra flamenca ha tenido tradicionalmente una clara función de acompañamiento del cante y del baile. Solo en la década de 1970 ha sido cuando la guitarra flamenca de concierto ha sido reconocida, de la mano del guitarrista de Algeciras Paco de Lucía.

Guitarra italiana

La guitarra italiana (chitarra battente) es un tipo de guitarra tradicional del sur de Italia (Calabria, Puglia, Basilicata, Abruzos, Molise y Campania). Existe desde el siglo XIV y una de sus características distintivas es que tiene forma de ocho alargado.

Guitarra eléctrica

Una guitarra eléctrica es una guitarra con uno o más transductores electromagnéticos llamados pastillas o micrófonos que convierten las vibraciones de las cuerdas en señales eléctricas capaces de ser amplificadas y procesadas.

Hay tres tipos fundamentales de guitarras eléctricas: las de cuerpo sólido, las de cuerpo semisólido y las de cuerpo hueco. Históricamente las primeras en inventarse fueron las de cuerpo hueco, al derivarse de guitarras de caja a las que se incorporaba un micrófono para poderse escuchar en las bandas de jazz.

Las guitarras de cuerpo sólido carecen de caja de resonancia, de forma que el cuerpo es una pieza maciza (casi siempre de madera, pero hay algunos casos de plástico o metálicos -sobre todo experimentales- en el que van embutidas las pastillas.

Las guitarras eléctricas de cuerpo semisólido se caracterizan a veces por tener agujeros al exterior con formas en «f», similares a los de las cajas de resonancia de los violines y otros instrumentos acústicos. Las guitarras semisólidas, tienen un bloque central para evitar los acoples o «feedback».

Algunas guitarras eléctricas también cuentan con un sistema que, por el accionar de una palanca en el puente, se genera un efecto de vibrato. La guitarra eléctrica necesita siempre ser conectada a un amplificador o a un sistema de amplificación, mediante un cable.

Entre los fabricantes reconocidos de este tipo de guitarras se encuentran marcas como Rickenbacker, Gibson, B. C. Rich, Fender, Epiphone, Squier, Ibanez, PRS, Jackson, Parker, Cort, Yamaha, Dean, ESP, Schecter, entre otros.

Guitarra MIDI

Son guitarras especiales o adaptadores para guitarras convencionales que permiten controlar un sintetizador vía MIDI (protocolo de transmisión de datos que permite enviar información musical entre distintos dispositivos conectados por medio de cables). De esta manera, un guitarrista que no tiene habilidad para ejecutar un teclado o un órgano electrónico puede dispararlos desde una guitarra MIDI.

Una técnica básica es la de utilizar un conversor monofónico de frecuencia de audio a MIDI tomando la señal de audio de la guitarra por medio de colocar un micrófono en la boca de la misma o por medio de su salida de audio. También se comercializan puentes más sofisticados que pueden detectar la vibración de cada cuerda por separado de tal forma de poder ejecutar acordes, es decir, que poseen polifonía de 6 voces o simultaneidad de disparo de notas.

Guitarras del Renacimiento y Barroco

La guitarra renacentista y la guitarra barroca son los instrumentos que se interpretaban durante el Renacimiento y Barroco. Se trata de ancestros de las guitarras clásicas. En los últimos años ha proliferado la construcción de reproducciones modernas de estos instrumentos con los que se suele interpretar música de la época. Son guitarras más delicadas y producen un sonido más débil, debido a que las técnicas constructivas utilizadas no permitían que el instrumento tuviera la firmeza de las guitarras actuales. Las cuerdas soportaban mucha menos tensión y por ello su volumen es mucho menor. Son más fáciles de distinguir de otras guitarras, ya que su cuerpo es más delgado y plano y en muchas ocasiones suelen tener una ornamentación muy profuso, que a menudo incluso cubre el agujero de la tapa armónica con rosetas decorativas de una gran belleza.

Guitarra campesina (viola caipira)

Esta guitarra, común en el folclore brasileño, tiene un tamaño inferior al de una guitarra española, aunque sus proporciones similares. Consta de cinco órdenes de cuerdas metálicas que a diferencia de las guitarras acústicas se pulsan con las uñas. Puede estar afinada de numerosas formas siendo habituales las afinaciones abiertas.

Guitarra rusa

Esta guitarra tiene siete cuerdas en vez de seis. La afinación de esta guitarra es completamente distinta a la española; tradicionalmente, se utiliza una afinación abierta en Sol mayor. Otro instrumento popular ruso es la balalaica, que aunque de cuerda pulsada es poco parecido en forma o en técnica interpretativa a la guitarra ya que esta tiene tres cuerdas y dos con la misma afinación.

Variaciones sobre la guitarra tradicional

Desde sus inicios la guitarra fue objeto de experimentaciones muy numerosas, y solo una parte de estos instrumentos son todavía utilizados hoy, hasta de manera marginal.

Las primeras guitarras tenían cuatro cuerdas como los instrumentos de los que procedía, luego se agregó una quinta y posteriormente una sexta (el bordón), que terminó siendo el modelo estándar de seis cuerdas.

Una de las variaciones más frecuentes es aumentar el número de cuerdas. Por ejemplo doblando su número, de seis a doce; las seis acostumbradas, acopladas individualmente a su octava respectiva (salvo las dos más agudas, que quedan duplicadas al unísono). Además de la guitarra de doce cuerdas, tiene relativa importancia la guitarra tenor, de cuatro (usada entre otros por el guitarrista de jazz Tiny Grimes).

Narciso Yepes popularizó una guitarra de diez cuerdas, intentando añadir cuerdas para poder interpretar el repertorio de laúd barroco, instrumento de múltiples cuerdas. Muchos de sus discípulos adoptaron su técnica, aunque hoy en día no son muchos aún podemos encontrar guitarristas que interpretan el repertorio guitarrista en este instrumento.

Nada tiene que ver con el asunto del diseño el hecho de que algunos intérpretes ajusten su instrumento a su forma de tocar, como los miembros del grupo de rock The Presidents of the United States of America, que utilizan una guitarra en la que tres de las seis cuerdas han sido retiradas, y un bajo de dos cuerdas. De la misma manera, Keith Richards (guitarrista de The Rolling Stones), a menudo retira la cuerda de mi grave de sus guitarras.

También se pueden citar:

  • La guitarra fretless (sin trastes), cuyo mástil es completamente liso, sin trastes, con lo cual las notas se obtienen a manera de un violonchelo (la afinación no viene dada por el traste, sino que hay que “buscarla”). Son más comunes los bajos fretless.
  • La guitarra barítona, que tiene seis cuerdas pero un tiro más largo.
  • Las guitarras para aprendizaje, de dimensiones reducidas (talla 1/2 o 3/4), para facilitar su ejecución por niños
  • La guitarra con doble diapasón. Permite tocar con dos distintas afinaciones (de manera alternativa o incluso simultánea) durante la misma obra, sin tener que cambiar de guitarra. La mayoría de las guitarras dobles tienen una guitarra con doce cuerdas y la otra con seis cuerdas. Existen otras versiones como el instrumento de Mike Rutherford, bajista de Genesis, que es una guitarra de doce pegado a un bajo, o el caso del bajista argentino Javier Malosetti que utiliza una bajo de cinco cuerdas pegado a una guitarra de 6 cuerdas.
  • La guitarra eléctrica sin clavijero, construida desde mediados de los años ochenta por la empresa Steinberger. El clavijero se encuentra en el puente de la guitarra, en lugar de estar en la cabeza.
  • La guitarra slide o guitarra horizontal. Se usa casi siempre con el slide o tubo de metal o vidrio que cubre todo el dedo. Muy utilizada por David Gilmour, guitarrista de Pink Floyd.
  • La guitarra de siete cuerdas. Además de las seis cuerdas de la guitarra, se le incorporan una séptima cuerda, más grave. La nota de la séptima cuerda es un SI. Existen también guitarras de ocho cuerdas con la misma idea. incluso existen guitarras con otros instrumentos incorporados en el cuerpo de la guitarra como la guitarra Pikasso que posee 42 cuerdas (de Pat Metheny).
  • La Foldaxe, guitarra plegable inventada por Roger Field para Chet Atkins para viajar (en el libro Me and My Guitars de Atkins).
  • La dinarra, una guitarra dinámica microtonal.
  • La guitarra arpa (harp guitar), guitarra con un clavijero añadido de cinco o seis cuerdas más para hacer los bajos, y también otra entrada a la caja de resonancia que, a la cual también se le hace un agregado en forma de brazo ondulado.
  • La guitarra sintetizador (guitar synth), que resulta ser una guitarra con un sintetizador incorporado.

La guitarra contemporánea

Actualmente el campo de la luthería para guitarra ha tenido un gran desarrollo producto de las diversas experimentaciones llevadas a cabo por diferentes luthier. Esto se debe en parte a la búsqueda de una mayor proyección sonora , pero también a la búsqueda de un timbre más acorde a la música contemporánea para guitarra (escapando de esta forma al sonido dulce y amable de la guitarra tradicional).

Algunos de los cambios que ha sufrido se han dado en la elaboración del mástil que pasó a tener tensores fijos (y en alguno casos regulables), y hasta una leve inclinación para mejorar la acción de las cuerdas. También, en algunos casos, se ha cambiado de lugar el retorno de la boca al aro para que el ejecutante tenga una idea más clara de lo que está sonando. Las tapas de la guitara también sufrió cambios en su confección, tales como el uso del «Nomex» pegado con epoxi para lograr mayor fuerza en las tapas de resonancia (que comienzan a ser cada vez más finas y livianas) sin perder flexibilidad. Respecto a los aros y los fondos, se ha trabajado en modelos de doble aro y doble fondo, así como también en sistemas de apoya brazos a fin de evitar el contacto de la guitarra con el cuerpo y así lograr más sustain en las notas.

Afinación

Las cuerdas de la guitarra se numeran de abajo hacia arriba – desde la más aguda hacia la más grave, con números ordinales: primera cuerda o cuerda prima, segunda cuerda, tercera cuerda, etc. También se las nombra por su nota de afinación, al igual que se hace con el violín, la viola, el violonchelo y el contrabajo:

  1. la cuerda mi (la primera cuerda, afinada en el mi4);​
  2. la cuerda si (la segunda cuerda, afinada en el si3);
  3. la cuerda sol (la tercera cuerda, afinada en el sol3);
  4. la cuerda re (la cuarta cuerda, afinada en el re3);
  5. la cuerda la (la quinta cuerda, afinada en el la2);
  6. la cuerda mi (la sexta cuerda, afinada en el mi2).

La misma afinación de las cuatro cuerdas graves bajada una octava (de la tercera a la sexta) es la correspondiente al bajo.

En algunas obras el compositor pide al guitarrista que baje dos semitonos (o sea un tono) la sexta cuerda ―desde el mi2 al re2―.

En las partituras las cuerdas se nombran con el número de la cuerda alrededor de una circunferencia.

A las tres cuerdas más graves ―la cuarta, quinta y sexta cuerda y, particularmente, a esta última― se les llama “bordones”, debido a que “bordonear” es la ejecución de un bajo acompañante de una obra de música.

También se cambian las tonalidades de las cuerdas poniendo una cejilla que se sitúa un traste más alto por cada semitono que se quiera aumentar. Por ejemplo si se coloca una cejilla en el primer traste la afinación sería la siguiente: fa4do4sol♯3re♯3la♯2, y fa2.

La guitarra de diez cuerdas es como la suma de una guitarra común de seis cuerdas y un contrabajo (afinado normalmente una octava grave: sol2re2la1 y mi1).

Tabla que muestra el temple clásico mi, si, sol, re, la, mi por cuerda y en cada uno de los 12 primeros trastes:

Cuerda1.er traste2.° traste3.er traste4.° traste5.° traste6.° traste7.° traste8.° traste9.° traste10.° traste11.° traste12.° traste
I – MiFaFa#SolSol#LaLa#SiDoDo#ReRe#Mi
II – SiDoDo#ReRe#MiFaFa#SolSol#LaLa#Si
III – SolSol#LaLa#SiDoDo#ReRe#MiFaFa#Sol
IV – ReRe#MiFaFa#SolSol#LaLa#SiDoDo#Re
V – LaLa#SiDoDo#ReRe#MiFaFa#SolSol#La
VI – MiFaFa#SolSol#LaLa#SiDoDo#ReRe#Mi

Método básico de afinación para guitarras de 6 cuerdas

El método clásico para afinar una guitarra es de oído. Para ello hay que seguir una serie de reglas:

  • se ajusta una cuerda, preferiblemente la 5.ª, a nuestro gusto o con alguna referencia si se va a tocar acompañado (Se suele ajustar a los 110 Hz);
  • ahora, la 6.ª cuerda pisada en el 5.º traste suena igual que la 5.ª cuerda tocada al aire;
  • la 5.ª cuerda en el 5.º traste suena igual que la 4.ª cuerda tocada al aire;
  • la 4.ª cuerda en el 5.º traste suena igual que la 3.ª cuerda tocada al aire;
  • la 3.ª cuerda en el 4.º traste suena igual que la 2.ª cuerda tocada al aire (es importante recordar esta diferencia);
  • la 2.ª cuerda en el 5.º traste suena igual que la 1.ª cuerda tocada al aire.

A esta forma de afinar se le llama «por unísonos» pero también se puede afinar «por armónicos» o combinar ambos métodos.

inicio